martes, 26 de agosto de 2008

Sólo una ilusión...


Eran las 3 de la mañana y yo seguía esperando en aquel bar a que entraras por al puerta. Pero te conocía lo suficiente como para saber que no podía esperar nada de ti y , si lo hacía, sólo sería una ilusión de las mías.

Cuando pasaron un par de horas más caí en la cuenta de que no volverías. La desilusión empezó a calar en mis huesos, se filtró como lluvia de invierno y inundó toda esperanza.

Ya sólo me quedaba intentar recordar como cada sábado a la misma hora habíamos coincidido, como por arte de magia, en aquel sitio y como poco a poco había descubierto una faceta de ti que nadie conocía y que tardaría mucho en poder olvidar...



**_Ahora me he prohibido recordarte a diario..._**


**_AlwaysCinderella_**

2 sueños por cumplir:

Anónimo dijo...

A veces, sólo a veces es mas reconfortante escribir sobre lo que uno tiene, aunque supongo que así se forjan los grandes deseos, escribiendo a lo uno no posee.

En tu caso sólo puedo afirmar que posees demasiado, y quizá por ello me gusta tanto como escribes.

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Caray no dejas ni un pequeño papel secundario para la imaginación…

Entre tanta suposición estuviste rozando el ardiente clavo...

1 gran beso cenicienta!

Publicar un comentario