miércoles, 27 de agosto de 2008

Todo por un imposible...



Con los pies doloridos y aún sin cicatrizar sigo mi camino de penitencia. Se vislumbra el purgatorio allí a lo lejos pero parece que nunca llega el final de este sendero y cada vez los pecados a redimir son mayores.

Quizás no debí adentrarme en este tortuoso camino. No está hecho para los débiles y yo soy uno de ellos. Pero no concibo que la gente deje de luchar por sus ideales, por sus sueños. Piensan que al ser imposibles no merece la pena el esfuerzo.


Pero sin esfuerzo no hay recompensa. A base de imposibles se construyen los sueños y sin ellos la realidad se haría más dura de lo que ya es...




Foto: Playa en la que escribí este pequeño trozo de mi realidad.



**_AlwaysCinderella_**

3 sueños por cumplir:

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Como ya te dije, buen simil el purgatorio. Nos encontraremos en el sendero y caminaremos juntos!
1 beso!! :)

Uno de la Calle dijo...

Una vez yo, en mi locura, soñé un imposible, parecido al amor...

Nuka dijo...

Si una persona desea algo debería luchar por ello y no dejarlo de lado.

Publicar un comentario